Carta del Decano Ciencias Económicas

Versión para impresiónSend by emailVersión en PDF

Facultad de Ciencias Económicas

La Facultad de Ciencias Económicas, hace parte de la historia fundacional  de la  Universidad del Atlántico, cuando  en el año 1943 se  crea la  Facultad de Comercio Superior y Finanzas orientada a la preparación de Licenciados en Comercio, Finanzas y Organización Industrial para dar respuesta a los primeros licenciados de la región y el país en esta área de formación. No obstante por razones de tipo presupuestal inicia labores en el año 1950 con el programa de Economía siendo pioneros en la formación de estos profesionales en el Caribe Colombiano,  toma su nombre de Facultad de Ciencias Económicas, mediante Acuerdo No. 5 del 16 noviembre de 1954 emanado del Consejo Directivo de la Universidad.

 

Desde sus inicios la Facultad de Ciencias Económicas con los programas  de pregrado en Administración de Empresas, Contaduría Pública, Economía  y Profesional en Administración de Empresas  Turística (modalidad por ciclos propedéuticos) y la Especialización en Finanzas Territoriales, viene formando el talento humano que  la región y el país necesitan , dentro de las  competencias profesionales que les permite alcanzar un nivel de desempeño acorde con las exigencias de los distintos sectores productivos y de servicio. Nuestros estudiantes son formados bajo las políticas, principios y valores institucionales que hacen de nuestros egresados  seres integrales en su formación científica,  humanista y ética,  en permanente actualización del conocimiento y en armonía con el medio ambiente, forjando procesos de inclusión, justicia,  paz  y responsabilidad social en las distintas organizaciones públicas y privadas  donde desarrollan su ejercicio profesional tanto en el ámbito nacional como internacional.

En 75 años de historia hemos tenido un reconocimiento social en la Región y alcanzado la Acreditación en Alta Calidad de varios programas  a nivel de pregrado, lo que estimula a la  Universidad a desarrollar  esfuerzos continuos por lograr la Acreditación Institucional y ser reconocidos en 2019 como una universidad  líder en el conocimiento y determinantes para el desarrollo de la región Caribe.

En consonancia con la visión institucional, la Facultad, también le apuesta a la acreditación de sus programas, por ello se han conformado equipos de trabajos interdisciplinares para identificar fortalezas y debilidades asumiendo los procesos de autoevaluación dentro de una cultura de calidad y excelencia permanente, donde las diferencias ideológicas dan paso al diálogo académico y consensuado, de manera que los programas obtengan las condiciones de calidad alineadas con los requisitos del Consejo Nacional de Acreditación. 

La Facultad cuenta con un cuerpo de profesores cualificados con  estudios de maestrías y doctorados  que proyectan los programas en el plano nacional e internacional generando nuevo conocimiento  a través de la investigación en estricto sentido e impulsando paralelamente  la investigación formativa, apoyándose en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Así mismo, contamos con profesores que han dedicado toda su vida a la labor docente, y hoy gozan de la experticia y reconocimiento académico para impartir sus conocimientos en el aula de clases.

Contamos con un personal administrativo caracterizado por su sentido de pertenencia  y unas instalaciones modernas para ofrecer una atención oportuna, amable y cordial.

A nuestros estudiantes quiero decirles que no importa cuántas piedras encuentren en el camino, no se detengan, avancen con disciplina y perseverancia por el camino de la excelencia, solo así,  alcanzaran sus sueños.

A los docentes los invito  a seguir trabajando sin desfallecer  por impartir  en el aula de clase la mejor educación, a dar lo mejor de sí en cada acto pedagógico y en cada actividad misional que realicen.

A los administrativos a seguir siendo nuestro apoyo y colaboradores permanentes.

A nuestros egresados a seguir dejando en alto el nombre de nuestra  alma mater

A Dios le doy  gracias por su amor y misericordia  infinita,  permitiéndome gozar de la bendición de ser para ustedes,   su decana, servidora y amiga.

Vamos por el camino correcto y estoy segura  que de la mano de Dios y el esfuerzo permanente de esta gran comunidad académica, alcanzaremos la acreditación. ¡Súmate y acompáñanos, te esperamos!

 

Vera Blanco Miranda