Comunicado de FENADECO y la Facultad de Ciencias Económicas