Comunicado del Consejo Superior de la Universidad del Atlántico