Amor de madre

Versión para impresiónSend by emailVersión en PDF

 AMOR DE MADRE            

Es Mayo. Tiempo propicio, entre sudor y lluvia, para intentar una reflexión sobre como es el amor de Madre, pues solo ayer celebramos, entre claveles y soles, el Día de Las Madres y mañana Colombia festeja el Día de la Familia en cumplimiento de un mandato legal. Estamos en tiempo, entonces, para hablar y escribir de Amor de Madre.

Desde los griegos de Atenas sin deudas, Occidente instituyo tres formas de Amor. Eros, Philia y Agape. Cada una tiene su definición de identidad conceptual. Eros es Pasión, Philia es Amistad y Agape es solidaridad. En cuál de estas tres categorías podríamos ubicar el Amor de Madre. A esa respuesta es a la que invito al lector que aún se arrulla en el abrazo que solo ayer le dio su madre.

No podría cursar una invitación, sin conducir al invitado. Y esta invitación nació el pasado miércoles 8 de Mayo, día después del cumpleaños de María Caamaño, leí este titular de El Heraldo: "Cuando oyó la voz de su Madre, Montañez empezó a llorar". Y más adelante el cantante, festejando sus primeros 70 Abriles, le dijo a su mamá de 92 primaveras: "Tu eres la mujer más bella que ha pasado por mi vida". Coincidencias, Andy nació en la misma fecha del nacimiento de la Mamá mía. Sera por eso que "Me Gusta" tanto bailarlo y que lo siento tanto como Hermano del Mar Caribe? Los caribeños somos hombres de lágrimas y son rápido.

Pero regresemos. Como es el Amor de Madre? Es una pasión, un goce pagano o es un perdón? No creo que sea alguna de esas formas de amor o que las conjugue. El amor de Madre es algo distinto. Superior a la alegría de vivir. No tiene momento ni fin. Es como el aire, indispensable para vivir. Es el amor mismo, porque la madre ama sin conocer, sin pactos y sin obligaciones. Y cuando el hijo parido o adoptado esta frente a Ella, diosa de cielos y en tempestades, es alegría, pasión serena y comprensión eterna. Las madres aman sin condición.

Por ello en este país, Colombia es un nombre materno, de hijos sin madres, es decir de niños abandonados, lanzados a las esquinas, maltratados y desnutridos como hablan las frías estadísticas, es un deber pedagógico enseñar ese Amor, el de las Madres, a esos niños que no la han tenido por desgracia de la vida. Las Madres son la única y la primera gracia que nos da la vida. Sin madre no hay amor y menos hijos que hagan de Colombia un lugar sin violencia.

En un país con una institución jurídico social llamada "Madre cabeza de familia" y una Ley, la 1361 del 2009, de Fomento y Protección de La Familia, es urgente, más que necesario, que aprendamos a instituir en nuestra sociedad el Amor Parental. Amor diferente, dice el filósofo francés André Comte-Sponville, a los demás, tan singular, pero tan singular, que Andy un niño de 70 años, cuando escucho a Mamá se puso a llorar. Un abrazo de este hijo, Viejas Queridas!!

           

 

  Por: Gaspar Hernández Caamaño
  Candidato a Ph.D en Educación

   Correo:gasparemilio2@hotmail.com

 

 

Su voto: Ninguna Promedio: 4.2 (5 votos)